Qué es Rebirthing-Renacimiento

La terapia de Rebirthing es una técnica de crecimiento personal que entra dentro de la rama Humanista y Transpersonal de la Psicología.

Según la Psicología Transpersonal el ser humano es holístico, se conforma por cuatro dimensiones interconectadas entre sí: cuerpo, mente, emoción y espíritu. Si algo ocurre en una de estas dimensiones, impacta sobre las otras.

La Psicología Humanista promueve la autorrealización y el desarrollo del potencial humano. Para los humanistas “el hombre es naturalmente bueno y saludable: solo necesita las condiciones amnióticas adecuadas para su crecimiento”.

Se trata de una terapia corporal y energética, pues vincula los conflictos con bloqueos energéticos localizados en el cuerpo.

El objetivo de Rebirthing es conseguir la integración, que es hacer consciente el conflicto. Este proceso se logra a través del trabajo con la respiración y el pensamiento. Lograr maestría sobre la respiración y el pensamiento es lograr maestría sobre la vida.

Los pensamientos que tenemos, que son sobre todo inconscientes, crean los resultados en nuestra vida. Si quieres saber que pensamientos hay dentro de ti, observa tus resultados.

La respiración es también fundamental en nuestros resultados, es el primer acto social que hacemos fuera del útero materno, observa tu respiración y sabrás hasta que nivel utilizas tu potencial, respirar es importante para múltiples funciones orgánicas y emocionales.

Al lograr respirar y pensar conscientemente, lograremos actuar más conscientemente.

381158_343093439116641_1105619486_nNuestros resultados van cambiando a medida que nos podemos autoevaluar. Al poner a la luz de la consciencia pensamientos que hasta el momento habían estado reprimidos, aceptamos y vivimos los sucesos pasados desde esa nueva consciencia y actuamos de manera diferente.

 Darse cuenta

Aceptar

 Actuar

Cómo surgió

A finales de los años 60, Leonard Orr descubrió el poder de sanación que tenía llevar a la conciencia memorias de sucesos pasados que habían sido reprimidas. Recordar su propio nacimiento supuso un cambio radical en su manera de ver el mundo y empezó a darle sentido a su vida, que hasta entonces había estado guiada por un sin fin de pensamientos subconsciente creados en el mismo momento de nacer.

Tecnicas-de-respiracion-para-el-parto-2

Cuando se dio cuenta de que esos recuerdos surgieron al adoptar un tipo de respiración en concreto, empezó a trabajar e investigar sobre la Respiración Conciente y el pensamiento creativo. De este intenso trabajo surgió el Rebirthing o Renacimiento.

Leonard lo llamó así, debido al sentimiento de “renacer” que tuvo al experimentar la liberación (o integración) de su trauma natal. La liberación es posible mediante la toma de conciencia y la transformación de la mente. O simplemente, respirando.

La Respiración Consciente y Conectada

El proceso de la respiración es algo tan habitual y automático, que nos pasa desapercibido. Casi todos tenemos la respiración bloqueada en mayor o menor medida, debido a los hábitos, a los traumas y a la propia inconciencia del proceso. No usamos ni la mitad de nuestra capacidad, la hemos ido inhibiendo a base de experiencias vividas con dolor y sufrimiento, que nos quitaban el aliento, literalmente. El Rebirthing es un desatascador emocional, porque a través de la respiración se desbloquean los nudos que nos causaron sufrimiento en el pasado.

La Respiración de Rebirthing es un acto de reconciliación con uno mismo, pues está basada en lo que se conoce como “Pranayama yoga”, que sostiene que el cuerpo conserva memorias emocionales y que, por tanto, podemos recordarlas y soltarlas. Así, utilizar la respiración para conectar cuerpo, mente y espíritu no es un invento del ‘rebirthing’, ya que es una tradición milenaria de yoga tradicional. De hecho, la respiración yóguica o ‘pranayama’ viene de ‘prana’ (energía) y de ‘yama’ (control). Se trata de tomar conciencia de cómo se mueve la energía por nuestro cuerpo.

El sistema respiratorio está bloqueado por reprimir las emociones, lo cual también reprime el flujo de energía normal. La relación entre las emociones y la respiración es evidente. Y es que ante un ‘shock’ o un peligro lo primero que se descontrola es la manera en que inhalamos y exhalamos. El ritmo de la respiración cambia cuando estamos asustados o enfadados. Con frecuencia, para evitar que los demás vean nuestros sentimientos sencillamente contenemos la respiración. Esto simplemente es un mecanismo de defensa. Pero a medida que pasan los años y reprimimos más y más, nos

pranayama

vamos sintiendo cada vez peor, “sin saber por qué”. Lo único que pasa es que hemos estado mucho tiempo actuando de forma inconsciente.

En la respiración de Rebirthing pones conciencia en respiración. Prestas atención de cuanto aire coges, como lo coges, por que parte coges… porque tal cual respiras es como vives tu vida. ¿Vives de forma plena? ¿Te cuesta soltar? ¿Vives con lucha, con ansiedad, o relajadamente y en paz?

Con la respiración conectada se crea un flujo continuo de aire y de energía, que atraviesa el cuerpo, desbloqueando las emociones reprimidas.